El presidente de la FIFA confirmó hoy que estará en el partido final de la Copa Libertadores entre River y Boca en el estadio Monumental, el próximo sábado 24. En tanto, la presencia del presidente de Rusia, Vladimir Putin, es "casi imposible".

"Yo estaré en la final, en el partido de vuelta. Será un duelo espectacular", aseguró el suizo en una entrevista con la agencia EFE. El mandatario de la entidad que rige el fútbol mundial ya estuvo en otras ocasiones en Argentina y tiene lazos estrechos con las autoridades de la Conmebol.

Además Infantino fue consultado, de manera indirecta, por la ausencia de hinchas visitantes en ambas finales, y aseguró que "el fútbol es una fiesta, no un drama". "El fútbol es de los aficionados. La Conmebol pondrá la próxima final en campo neutral (Santiago de Chile 2019). Es un acierto. Pero la FIFA tiene que invertir en educación, en prevención. En Europa hemos tenido problemas de violencia y eso nos ha hecho ganar en experiencia y adoptar propuestas concretas", agregó.

La final de la Copa Libertadores entre Boca y River tendrá su primer partido el sábado 10 desde las 17:00 horas, y la revancha será el 24 al mismo horario, y en ambos casos no se valdrá doble el gol de visitante. La presencia del presidente de Rusia, Vladimir Putin, en el partido revancha entre River y Boca, en el estadio Monumental, donde se consagrará el campeón de la Copa Libertadores, es "casi imposible", pese a los rumores que circularon en los últimos días.

Si bien trascendió que el mandatario europeo estaría presente en el encuentro disputado el 24 de noviembre, la Embajada de Rusia en Buenos Aires no efectuó ningún pedido para que concurra a la cancha, según reconocieron a NA desde la dirigencia del "Millonario".

Además, la sede diplomática rusa en esta ciudad todavía no tiene la agenda del mandatario en Argentina para el G20, cuya cena de bienvenida será en el Teatro Colón, el jueves 29 de noviembre por la noche.

De acuerdo a fuentes vinculadas a la diplomacia de ambos países, Putin -que no es precisamente un fanático del fútbol- no suele llegar con muchos días de antelación a los países que visita de manera oficial, por lo que parece "casi imposible" que esté en cancha de River, resaltaron en diálogo con esta agencia.

Al igual que otros de los líderes del G20, el presidente de la Federación Rusa arribará a la Argentina acompañado por un fuerte operativo de seguridad.