La imagen puede contener: una o varias personas y exteriorPor Pipo Rossi

Desde 1857, en que el Doctor Valentín Alsina fue elegido Gobernador de Buenos Aires, “todo hacía prever un choque armado entre ésta provincia y la Confederación Argentina, presidida por el General Don Justo José de Urquiza”. Además, “la gran desigualdad económica consolidó los conflictos”. Por ello, “Buenos Aires se dedicó a mejorar su capacidad de combate y en eso estaba cuando, el 23 de Octubre de 1859, se enfrentó al ejército de la Confederación en la segunda Batalla de Cepeda”.

Finalmente, las Tropas del General Don Urquiza se impusieron a las del General Bartolomé Mitre “al norte de Pergamino y avanzaron hasta San José de Flores, donde se iniciaron las negociaciones de paz”. El Doctor Alsina renunció (fue una de las condiciones impuestas por los vencedores) y se firmó el Pacto de San José de Flores, el 11 de Noviembre, por el cual se estableció “la reincorporación de Buenos Aires a la República Argentina y la nacionalización de la Aduana”. Además, se nombró una Convención “que estudiaría la Constitución de 1853 y sugeriría reformas que luego serían tratadas por una Convención Federal”.