El delantero Mauro Zárate reconoció que sería "una locura hermosa" una final del máximo certamen continental con el Millonario, aunque ambos equipos aún deben disputar las semifinales, y comentó que "el que pierda se tiene que ir del país".

"Una final de Copa Libertadores con River sería una locura hermosa. Si me dicen a mí, la quiero ya. Después me pongo a pensar y va a ser una locura si se llega a dar. Seria un sueño. Pero el que pierda se tiene que ir del país", afirmó en declaraciones a Fox Sports.

Zárate puntualizó que los cuatro semifinalistas de la Copa Libertadores -Boca, River, Palmeiras y Gremio- son "candidatos" a quedarse con el título.

"Cuando llegué dije que el equipo a vencer en esta Copa era Palmeiras, y ahora lo vamos a enfrentar en semifinales, así que será un partido hermoso, y Gremio es el último campeón y River está bien, no hay que esconder esto y está demostrando eso", comentó.

Zárate reconoció que en el poco tiempo que lleva en la entidad de la Ribera se dio cuenta "de toda la presión" que genera el club ya que a su criterio "salir segundo en Boca no alcanza". "En Boca tenes siempre la presión de salir campeón, ya que se juegan cosas importantes. Llegar a la semifinal y perderla, o salir segundo en Boca no alcanza, y eso es una presión extra", afirmó.

El atacante aclaró que "en otros clubes no tenes la obligación de salir campeón, y tal vez haciendo un buen papel o bien de llegar a una semifinal de Copa Libertadores, pero en Boca no, porque hay que ganar todo y si no lo ganas, entre comillas, es un fracaso", sentenció.

Sobre si se siente titular o suplente en el equipo que conduce Guillermo Barros Schelotto, Zárate agregó que "no hay titulares, ni suplentes, y hay jugadores que lo hacen un poco más que los otros". "Todos jugamos y damos lo mejor para el equipo. Todos queremos jugar y estar en los partidos importantes y hay que seguir así", explicó.