La imagen puede contener: una o varias personas

Un parte de prensa informa que "Con la intención de mejorar la ley del compre neuquino, tanto para empresas proveedoras del estado como para las vinculadas al sector de hidrocarburos y minería, el diputado Raúl Podestá presentó dos proyectos de modificación a las normas provinciales 2683 y 3032".

El diputado del Frente Grande asegura que "El objetivo de la propuesta legislativa es canalizar el poder de compra del Estado provincial hacia las empresas de bienes y servicios locales, quienes hacen una apuesta permanente a la economía provincial y generan valor agregado y trabajo genuino a la región".

En ambas iniciativas se propone un compre local con preferencias que mejoran las condiciones para las empresas regionales y se simplifica la aplicación de las normas a través de modificaciones de requisitos.

En concreto, detalla que "Para el caso de la ley 2683, de Régimen de Promoción de las Actividades Económicas para la adquisición de bienes y contratación de obras y servicios, aplicables a las compras del estado, se facilitan los requisitos para ser considerado proveedor local y se establece la preferencia en la oferta cuando en la misma, para idénticas o similares prestaciones y productos, su precio sea igual o inferior al de los bienes y/u obras y/o servicios ofrecidos por empresas no consideradas neuquinas incrementadas en un ocho por ciento (8%)".

"Los proveedores radicados en las localidades destinatarias integralmente del producto, la obra o el servicio, determina la propuesta que tendrán una preferencia en la adjudicación respecto a otros proveedores neuquinos, de hasta el cuatro por ciento (4%). Si aplicando el rango de preferencia antedicho ninguna empresa o proveedor local resultare favorecido, deberá otorgarse a la mejor oferta local cuyo precio no supere el quince por ciento (15%) respecto a la mejor cotización del resto de los oferentes, la posibilidad de mejorar su oferta. A tal fin se convocará a la empresa o proveedor local de mejor precio a presentar en un término de diez (10) días una ‘mejora de oferta’", puntualiza la iniciativa.

Se incorporan otros artículos potenciando la producción local, como que “el porcentaje establecido para empresas y proveedores locales de mejorar la oferta se incrementará hasta en un cincuenta por ciento (50%) cuando la empresa haya alcanzado certificación de calidad acorde a las normas nacionales e internacionales”.
También se busca que se elijan preferentemente aquellas ofertas que permitan la utilización de materiales y/o productos que puedan ser abastecidos por las empresas neuquinas o desarrolladas por ellas para tal fin, o sus obras sean ejecutadas por empresas contratistas neuquinas.

La propuesta además establece mejoras en las condiciones de provisión y para el caso de compras reiteradas de los mismos bienes o de compras susceptibles de ser normalizadas, los adquirentes procurarán concertar acuerdos de largo plazo con el proveedor neuquino a fin de asegurarle una demanda adecuada y programada, y así poder exigir como contrapartida inversiones, reducciones en los costos y mejoras en la calidad.

Puntualiza el proyecto también ventajas para la contratación de personal de la zona, impulsando que las empresas o proveedores neuquinos beneficiados por la ley procuren, ante el eventual incremento y/o renovación de su personal, dar prioridad a trabajadores nacidos o radicados en la provincia.

En la modificación propuesta para la ley 3032, vinculada al sector hidrocarburífero, se establece un mecanismo más claro y sencillo para establecer la preferencia de las mismas sobre empresas no locales. Para la situación de las Uniones Transitorias de Empresas serán consideradas de origen provincial cuando sus integrantes sean empresas neuquinas, y si alguno de sus integrantes no lo fuera, podrá acogerse parcialmente a los beneficios de la ley, cuando al menos el cincuenta y uno por ciento (51%) de su patrimonio esté integrado por ellas.

Determina la propuesta que para los nuevos contratos de concesión petroleros y sus prórrogas, las empresas neuquinas tendrán una preferencia de oferta incrementada de hasta un cinco por ciento (5%); si ninguna empresa o proveedor local resultare favorecido, deberá otorgarse a la mejor oferta local cuyo precio no supere el quince por ciento (15%) respecto a la mejor cotización del resto de los oferentes, la posibilidad de mejorar su oferta.

En los fundamentos de las iniciativas destaca Podestá que se busca lograr la efectividad de una norma que en la práctica ha sido de nula aplicación, compleja en su interpretación, y no ha brindado ningún beneficio ni protección a nuestras empresas. Pondera además que las demás provincias tienen normas similares a esta propuesta, por lo que al momento de competir nuestras empresas en otros territorios se encuentran en clara desventaja en relación al empresariado local, y en su propia provincia no encuentran una protección legal que les estipule dichas preferencias.