La imagen puede contener: una o varias personas y textoPor Pipo Rossi

El Doctor Don Ernesto "Che" Guevara nació “en una familia de buena posición económica de la República Argentina”. Más tarde, en 1952, con el Señor Don Alberto Granado, “realizó su primer viaje por América Latina y regreso a su país de origen donde, en 1953, se recibió de Médico”. Ese mismo año, el Doctor Don Guevara “reanudó su segundo viaje por América con su amigo de la infancia, el Señor Don Carlos Calica Ferrer”.

En su estadía por Bolivia, “presenció el pleno proceso revolucionario que atravesó esa nación desde 1952, impactándolo la movilización hecha por los sectores mineros tan oprimido hasta ese entonces”.

Luego, el Doctor Don Guevara decidió ir hacia Guatemala “para ver la revolución que estaba liderando allí el Coronel Don Jacobo Arbenz”. Tras una breve estadía en el lugar (puesto que el Gobierno de Arbens fue derrocado por la CIA luego de tocar los intereses de la United Fruit Company), fue a México donde permaneció por dos años, y allí conoció a los exiliados cubanos liderados por el General Don Fidel Castro, “quienes planeaban derrocar al Dictador Cubano Fulgencio Batista”.

En Noviembre de 1956, el Doctor Don Guevara unido al General Don Castro y otros hombres (como Camilo Cienfuegos, Huber Matos o Raúl Castro) marcharon desde el yate “Granma” hacia Cuba “para iniciar la revolución”. Tras una extensa lucha, el Doctor Don Guevara obtuvo triunfos importantes “como segundo hombre del movimiento, deteniendo la gran ofensiva del Gobierno, acompañado de un centenar de guerrilleros”.

En Diciembre de 1958 lideró la ofensiva de Santa Clara que dio el triunfo final a los revolucionarios, ya que el 1 de Enero de 1959 “el Dictador Batista se retiró del poder”.
Posteriormente, instalado en La Habana, “fue Presidente del Banco Nacional y Ministro de Industria de aquel país”. Pero, “tenía la idea de extender la lucha armada por distintos rincones del planeta, por lo que traslado esto a distintas áreas con una idea de radicalizar la revolución a su punto máximo, lo que le trajo un pequeño distanciamiento con el General Fidel Castro”.

Más tarde, en 1965, abandonó Cuba y partió a África “donde luchó en el Congo, que atravesaba una guerra contra los belgas”.

Luego, convencido de que América Latina era un lugar correcto para la revolución, “se instaló en Bolivia, donde combatió al ejército boliviano por varios meses”.

Finalmente, luego de un operativo secreto del Estado Boliviano, el Doctor Don Guevara “fue emboscado y capturado el 8 de Octubre, para ser finalmente ejecutado, en La Higuera, por el ejército boliviano en colaboración con la CIA, el 9 de Octubre de 1967”.