Por Pipo Rossi

El 25 de Septiembre de 1973, durante la Presidencia de la República Argentina del Señor Raúl Lastiri (y “en un contexto de atentados, secuestros, toma de cuarteles y extrema violencia en el país”), fue asesinado el Secretario General de la Confederación General del Trabajo (C.G.T.), Señor Don José Ignacio Rucci.

El crimen fue atribuido a la organización de izquierda, del Movimiento Justicialista, llamada “Montoneros”. Si bien la organización guerrillera “nunca se adjudicó oficialmente el atentado, algunos de sus miembros admitieron la autoría del hecho”. En términos generales, “éste asesinato fue un duro golpe al General Don Juan Domingo Perón, electo Presidente de la Nación dos días antes, y al Pacto Social que el propiciaba”.