En su intervención en la ONU el Presidente habló sobre la situación en Venezuela y le pidió a Irán colaboración para esclarecer el atenado a la AMIA.

El presidente Mauricio Macri expresó hoy, al hablar ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, su convencimiento de una Argentina "protagonista e integrada al mundo”, reivindicó los derechos soberanos sobre Malvinas, anunció que nuestro país denunciará a Venezuela por la situación de los derechos humanos, y pidió que los acusados por el atentado a la AMIA se presenten ante tribunales argentinos.

“Nuestro país transita un período de cambios profundos, y decidimos atravesarlo con la convicción de hacer los esfuerzos correctos”, dijo Macri en su mensaje durante la 73° Asamblea General del organismo.

“Estamos trabajando para integrarnos más entre nosotros y para integrarnos juntos al mundo, como se ve en la vocación de diálogo y cooperación entre los países del Mercosur y la Alianza del Pacífico”, remarcó.

En este sentido hizo alusión a que “la integración inteligente también es nuestro aporte para construir una región y un orden global estable, inclusivo y respetuoso de nuestros valores: la paz, la democracia y los derechos humanos”.

“Quiero agradecerle a cada argentino por el esfuerzo…Estamos cambiando sin tomar atajos y sin comprometer el futuro. Estamos construyendo consensos para un desarrollo equitativo y sostenible”, agregó el jefe de Estado.

Asimismo, expresó que Argentina desea ser “un socio confiable de la comunidad internacional” y apuesta a “una inserción inteligente en el mundo”.

Al referirse a la situación de Venezuela, indicó que Argentina llevará la situación de los derechos humanos de ese país ante la Corte Penal Internacional.

En este sentido aludió a “la situación relativa a los crímenes de lesa humanidad de la dictadura venezolana”.

“Hago un llamado a Venezuela para que reconozca la crisis humanitaria, para así poder desplegar la cooperación internacional que atienda las fuertes carencias sanitarias y alimentarias de los desplazados”, expresó.

Macri subrayó su “preocupación” por la situación del país caribeño y pidió al gobierno de Nicolás Maduro que “atienda las carencias de los desplazados. Somos parte de una respuesta regional y amplia que busca mitigar las dificultades de los venezolanos, recibiéndolos e integrándolos”.

En este sentido el presidente confió que Argentina ya recibió a 130.000 ciudadanos que migraron desde ese país.

En otro tramo de su discurso, al aludir a los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA, en Buenos Aires, Macri dijo: “Argentina condena el terrorismo en todas sus formas. Lo sufrimos en forma directa con dos atentados, en 1992 y 1994, que dejaron 107 víctimas fatales y cientos de heridos”.

“Queremos lograr que los involucrados de los ataques se presenten en tribunales argentinos”, subrayó, a la vez que solicitó que “Irán coopere con las autoridades argentinas para avanzar en el atentado terrorista más brutal que tuvimos en nuestro territorio”.
Asimismo, pidió a la comunidad internacional que eviten “cobijar o recibir a los imputados, respecto de los cuales se emitieron cédulas rojas de Interpol”.

En la misma línea de condena de acciones terroristas, Macri recordó a los cinco rosarinos muertos al ser atropellados en Manhattan el año pasado al expresar: “mi corazón está con las familias de las víctimas de la barbarie terrorista en todo el mundo”.

En otro orden, el Presidente reivindicó “los legítimos e imprescriptibles derechos soberanos de Argentina” sobre las islas Malvinas y reiteró “el compromiso” de su Gobierno “con esta nueva fase de la relación con el Reino Unido, basada en la construcción de confianza mutua y diálogo amplio y positivo”.

Al hacer referencia a la cumbre del G20 que se desarrollará en Buenos Aires a fin de año, bajo la presidencia de Argentina, indicó que nuestro país lo hace con “espíritu de unidad y búsqueda de consensos” y se mostró confiado en que la cumbre “demostrará la vigencia y relevancia de la comunidad internacional para enfrentar desafíos y compromisos efectivos”.

En este aspecto, indicó que lo desarrollado por los distintos grupos de trabajo rumbo al G20 “invitan al entusiasmo”.

“El lema de esta Asamblea pone el acento en el liderazgo y en las responsabilidades compartidas para lograr sociedades pacíficas, equitativas y sostenibles. Los argentinos estamos comprometidos a cumplir con nuestra parte para hacerlas realidad”, argumentó.

También puso en relieve la necesidad de incrementar la cooperación internacional para hacer frente a “amenazas” vinculadas con “el crimen organizado, la ciberdelincuencia y el terrorismo”.

En este sentido impulsó crear “los consensos necesarios para diseñar una instancia judicial complementaria a nivel regional” para enfrentar estos delitos.

Por otra parte, Macri manifestó que la Argentina conserva su “firme compromiso con el Acuerdo de París y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que establecimos como pilares de la política de nuestro gobierno en materia de erradicación de la pobreza, cambio climático e igualdad de género”.

Asimismo, recordó que Argentina albergó “la Conferencia Ministerial de la OMC", mientras que en 2019 “seremos sede de la Conferencia de Alto Nivel sobre la Cooperación Sur-Sur, y nos vamos a preparar para presidir, en el 2020, la Conferencia de Examen del TNP, reafirmando nuestro compromiso histórico con la no proliferación y el desarme nuclear”.