La comisión de Producción, Industria y Comercio que preside el diputado Alejandro Vidal (UCR), aprobó hoy por unanimidad dos proyectos de ley vinculados con la protección del consumidor. Se trata de dos iniciativas presentadas por el diputado Gabriel Romero (FR). Una de ellas plantea que los comercios no podrán imponer restricciones de días y horarios para realizar cambios de productos no consumibles. Tales cambios deberán efectuarse en los mismos días y horarios en los que el comercio atienda al público para ventas y dentro de los treinta días corridos posteriores a la operación, salvo que el comercio establezca un plazo mayor.

A la vez, establece que deberán consignar en la factura o ticket un texto informando la inexistencia de restricciones y propone como autoridad de aplicación al Ministerio de Ciudadanía, a través de la Dirección de Defensa al Consumidor, quien deberá promover la realización de campañas de difusión. La iniciativa contempla sanciones –Ley N°2268- para quienes no cumplan con la ley.

Cabe recordar que para conocer opinión sobre el tema la comisión recibió la semana pasada a la directora Provincial de Defensa del Consumidor, Laura Vargas, quien se comprometió a enviar un informe técnico del proyecto que fue leído por el presidente del cuerpo. Vargas reconoce que, tal como lo menciona Romero, “existe una práctica comercial abusiva por parte de los proveedores en materia de cambio de productos, debiendo el consumidor adaptarse a mecanismos, modalidades, horarios y demás pautas impuestas unilateralmente por el proveedor; contrariando lo prescripto en el artículo 8° bis de la Ley Nacional 24.240 y concordantes del Código Civil y Comercial de la Nación”. Asimismo, asegura que se resguarda otro derecho fundamental: el derecho a la información.

En otro orden, también se aprobó un proyecto de ley que prohíbe a los comercios el cobro de un cargo extra por servicio de carga de crédito para teléfonos, televisión satelital y tarjeta SUBE o bien que exijan la compra de un producto como condición previa.

La iniciativa del diputado Romero plantea la exhibición de un cartel en el local con una leyenda que indique la prohibición del cobro de adicionales o la exigencia de compra, y propone como autoridad de aplicación al Ministerio de Ciudadanía, a través de la Dirección de Defensa del Consumidor.

Las conductas que prohíbe el proyecto serán consideradas como “práctica abusiva”, contrarias al deber de “trato digno” a los consumidores y usuarios. A la vez, la autoridad de aplicación ejecutará los procedimientos y el juzgamiento, y aplicará las sanciones previstas en la norma que adhiere a la Ley Nacional de Defensa del Consumidor -N°2268-.

Al hablar, Gabriel Romero explicó que la iniciativa apunta a defender y proteger a los consumidores y usuarios. Agregó que la Constitución Provincial incorpora la protección del trato digno en el artículo 55 y a través de la Ley Nº2.268, modificada por la adhesión a la Ley Nacional de Defensa al Consumidor Nº24.240. Además, la Legislatura sancionó la ley Nº2.874 referida a las prácticas abusivas y contrarias a un trato digno. Por caso, recordó que la ley ‘anti colas’ “se cumple a medias” y dijo que si no adhieren los municipios de 1° categoría la ley tendrá poca efectividad.

Participaron de la reunión semanal los diputados: Alejandro Vidal, Carlos Koopmann, Gloria Sifuentes, Sergio Gallia, Angélica Lagunas, Maximiliano Caparroz, Raúl Podestá, Gabriel Romero, Francisco Rols y Carlos Sánchez.