Por Pablo Barrera Fuenzalida
Mediante la Resolución 4290 (B.O. 03/08/2018), la Administración Federal de Impuestos (AFIP) estableció el uso generalizado de los medios digitales para la emisión de comprobantes. Extinguiendo, de manera casi definitiva el uso de Talonarios de Facturas.

Mediante la referida norma se estableció el cronograma, a partir del cual resulta obligatorio el uso de Factura electrónica y/o Controlador Fiscal de Nueva Generación. Recordamos que hasta la fecha, la emisión de factura Manual, estaba autorizada para los sujetos Adheridos al Régimen Simplificado (monotributo) que tuvieran una categoría inferior a la F, así como para los Sujetos Incluidos en el régimen General cuando la prestación del servicio y/o entrega de los bienes se efectuara en el domicilio del comprador o fuera del domicilio del emisor.

Si bien la factura Manual, se podrá seguir utilizando excepcionalmente como comprobante de respaldo ante contingencias en los métodos electrónicos, mediante la nueva reglamentación, se establecieron parámetros topes a dicha excepción. En efecto, la cantidad de facturas manuales emitidas no podrá superar el 5% del total de comprobantes de la sucursal o punto de venta, medidos durante el término de 2 meses consecutivos o 3 alternados durante el año calendario.

Asimismo, cuando no se cumplieran con dichos parámetros resultara la AFIP podrá restringir la autorización de emisión de comprobantes u obligar a utilizar Controlador Fiscal de Nueva Generación.

 A continuación se detalla el cronograma de Implementación:

a) Monotributista (Régimen Simplificado)

 

 

Finalmente, quedan exceptuados quienes tuvieran un tratamiento especial o resultaran eximidos de la emisión de comprobantes en los términos de la RG 1415.

Estudio Barrera Fuenzalida

Elordi N°41 – (8322) Cutral Có