El ministerio de Trabajo de la Nación estableció una multa de 220 mil pesos contra ATE por no acatar una conciliación obligatoria en julio de 2015. "A esto hay que inscribirlo en un marco mayor: las recientes multas contra Camioneros y Suteba, el intento de la semana pasada de impedir las elecciones de la CTA Autónoma, las intervenciones del sindicato del personal jerárquico de Ferrocarriles y de los judiciales de Mendoza, el no reconocimiento de la elección de autoridades de la Federación de los Aceiteros y de los azucareros de la Regional Noroeste", advirtió el titular del gremio estatal, Hugo Godoy.

El conflicto se produjo en mayo de 2015. ATE realizó un paro de 96 horas en Senasa pidiendo un aumento salarial y el pase a planta de contratados. Entonces se dictó la conciliación obligatoria que el gremio aceptó. Sin embargo, las negociaciones quedaron trabadas y en julio hicieron 10 días de paro. Trabajo volvió a dictar la conciliación pero el gremio no la acató aduciendo que de acuerdo a la legislación vigente “no se puede dictar dos conciliaciones en un mismo conflicto",
Matías Cremonte, abogado de ATE, señaló que "Trabajo no puede sancionar a un sindicato sin haber pedido y conseguido previamente la autorización del Poder Judicial", como lo dispone la Ley de Asociaciones Sindicales. Pero el gremio aduce que nunca fueron notificados del expediente judicial.

Para completar la escena, vale señalar que tras el paro de 10 días las partes lograron un acuerdo y firmaron el acta correspondiente.