Esta edición de la Superliga comenzó con una baja cantidad de goles, que se agrava si se compara con el pasado campeonato.

La nueva temporada del fútbol argentino no comenzó de la manera más llamativa posible. La baja cantidad de goles es preocupante, y retrospectiva con la Superliga pasada, lo es mucho más.

En la temporada 2017/18 la primera jornada se abrió el 25 de agosto de 2017 con dos encuentros: Tigre 0-3 Vélez y Banfield 2-1 Belgrano. Esos seis goles igualan en cantidad a los convertidos en el Vélez 2-0 Newell's y el empate 2-2 entre Tigre y San Lorenzo de este torneo.

En la Superliga pasada, Defensa y Justicia igualó 4-4 con Gimnasia de La Plata en el comienzo del sábado. Contando sólo ese partido, hubo un gol menos que en la sumatoria de los nueve encuentros disputados este último fin de semana.

Otro dato a tener en cuenta es que en el torneo pasado se jugaron dos partidos más que en el corriente campeonato, debido a que hay ahora dos equipos menos e Independiente postergó su inicio. En sumatoria, en la primera fecha de la Superliga 2017/18, hubo 44 goles en 14 partidos (3.14 de media), mientras que en la Superliga actual, 19 goles en 12 partidos (1.58 de media).