Las cifras de los primeros seis meses del año arrojan un superávit financiero de 667 millones de pesos, marcando un fuerte repunte con respecto a igual período de 2017.

El resultado financiero de la administración pública provincial en el primer semestre del año fue positivo en 667 millones de pesos. La cifra fue dada a conocer hoy por el gobernador Omar Gutiérrez.

El mandatario precisó que el cálculo “incluye al Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN), los gastos corrientes y de capital, y el pago de intereses de la deuda”. Destacó como muy importante al contrastarlo con las cifras del primer semestre de 2017, donde se había registrado un resultado negativo de 3.463 millones de pesos.

Gutiérrez explicó que el resultado primario de los primeros seis meses del año “fue de 2.558 millones positivo, mientras que si se excluyen las cuentas del ISSN el resultado financiero fue de apenas 36 millones de pesos negativo”.

En este sentido, destacó que “estos números marcan el impacto de la inversión privada en la provincia, lo que genera más desarrollo, más recaudación y más y mejores puestos de trabajo”.

“Es importante mantener estos indicadores de equilibrio fiscal porque hacen a la previsibilidad jurídica y económica, basamento para el desarrollo de nuevas inversiones”, aseguró el gobernador.

Por último, anticipó que en las próximas semanas “vamos a estar presentando el plan de desarrollo quinquenal 2019-2024, haciendo eje en la diversificación económica y en la articulación económica de los sectores público y privado”.