Silvana Cofré y Mario Carlos San Martín Caneo, quienes participan de las reuniones de seguridad que aglutinan a los dos municipios y funcionarios provinciales, señalaron que los resultados más concretos que se produjeron hasta ahora están relacionados con la implosión del bloque C9, pero cuestionaron que apenas se inició la construcción de la comisaría del Peñi y remarcaron que no se establecieron políticas de redes de contención social. “Hacen falta políticas de estado concretas”, reclamó Cofré.

“Hacen falta políticas de estado de concretas. Es lo que venimos pidiendo. No se trata de militarizar los barrios. Se trata de que haya más equidad, más igualdad. No podés ganar 90 mil pesos como presidente del Concejo o 140 mil el intendente y que haya personas que están bajo planes sociales o que están en negro en el municipio”, dijo Cofré, quien encabezó uno de los cortes de ruta a principios de octubre pasado tras el homicidio de Luciano Fuente.
“¿Cómo terminamos con la delincuencia?”, se preguntó luego y detalló: “No es poniendo más policías. Es teniendo deportes, teniendo cultura. Hacernos cargo de lo que está pasando en la ciudad”, dijo y planteó: “Si él (por el intendente) se sentara con nosotros y nos dijera ‘a ver conjuguemos entre todos. Hablemos bien, pero hablemos en serio’. No que echemos culpas a uno u otro organismo”, sostuvo.
“Por qué no dejan que Gendarmería se establezca. Por qué no quieren que la Federal esté acá. Yo era enemiga de que vinieran las otras fuerzas pero ¿por qué?. Porque creo en la fuerza policial que tenemos. No todo está contaminado”, destacó. “No pueden seguir muriendo Lucianos”, enfatizó Cofré.
San Martín Caneo marcó que hay “una sociedad que precisa ser atendida y en este caso los distintos sectores nos autoconvocamos en las distintas comisiones para encontrar un viso de solución o empezar a trabajar en la solución”, sostuvo.