El presidente brasileño asegura que tiene "canal abierto" con su par de los Estados Unidos.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este lunes que de ser necesario hablará telefónicamente con Donald Trump, con quien dijo tener "canal abierto". Así lo expresó ante el anuncio del mandatario estadounidense de que volverá a aplicar barreras arancelarias a la importación de aluminio y acero brasileños y argentinos, debido a que ambos países han sufrido una fuerte devaluación de sus monedas. En Brasil, el real se devaluó 9,45% desde el inicio del año y 5,7% en noviembre.

Bolsonaro dijo que deberá abordar el asunto con su ministro de Economía, Paulo Guedes, antes de dar una respuesta oficial. "Pero si es necesario llamaré a Trump, tengo un canal abierto con él ", dijo el presidente brasileño.

Bolsonaro es un declarado admirador y aliado incondicional de Trump, al que siguió en el plano global al reivindicar a Jerusalén como capital israelí y en votar contra Cuba en la ONU por primera vez en la historia de la diplomacia brasileña.