El paraguayo tomó la palabra en los festejos por los 25 años del título mundial conseguido por el Vélez de Bianchi y no perdió la oportunidad de pegarle una vez más a la Conmebol: "Hicimos historia sin ayuda de ningún diurético ni la corrupbol" aseguró el ex arquero.

José Luis Chilavert fue uno de los homenajeados en la tarde de Liniers, que a 25 años del histórico título conseguido en Japón ante Milán, celebró la Intercontinental con su gente en la previa del encuentro ante Colón.

El paraguayo agradeció el cariño del público velezano y comentó lo maravilloso de reencontrarse con sus ex compañeros, el cuerpo técnico, médico y hasta los utileros que formaron parte de la gesta de 1994.

"No todos los días se puede derrotar a un equipo europeo como lo hemos hecho nosotros. Este equipo hizo historia y catapultó a Vélez a nivel mundial. Y lo logramos con méritos propios, sin ayuda de ningún diurético ni la corrupbol. Orgullo del mundo", manifestó el ex arquero, que hace un largo tiempo viene siendo muy crítico de la Conmebol.