El Concejo Deliberante de Plaza Huincul aprobó por unanimidad la ordenanza que establece el derroche 0 de agua en el ejido urbano de la ciudad.

La norma veda el lavado de vehículos, camiones y máquinas en la vida pública.

En el artículo segundo, prohíbe "el derrame de agua en la vía pública, como por ejemplo el riego descontrolado de árboles y espacios verdes domiciliarios", aunque aclara que "salvo casos de incendio o roturas imprevista de cañerías y tanques de agua".

La norma, en sus considerandos, detalla que "es menester establecer límites claros y precisos en el uso y abuso del agua" y recuerda que "el déficit de agua en épocas estivales se debe al abuso de ciertos sectores que en forma indiscriminada y desaprensivamente utilizan el agua potable mientras que en otros se carece de la misma".

En otro artículo, propone un "sistema de multa, mediante el cual se sancione a quien incumple la presente norma".