El volante de River Plate entrenó hoy a la par de sus compañeros en el predio River Camp de Ezeiza, con vistas a la final única de la Copa Libertadores del 23 de noviembre ante Flamengo de Brasil, a jugarse en Lima.

Pérez sufrió un traumatismo en el hombro izquierdo con esguince acromioclavicular en los minutos finales del triunfo frente a Estudiantes de Buenos Aires, el jueves pasado, por las semifinales de la Copa Argentina.

La caída y el pedido de asistencia del mendocino preocupó a cuerpo técnico, médico, compañeros e hinchas, pero el ex Estudiantes La Plata se recuperó con creces y llegará en condiciones óptimas para la final del máximo certamen continental.

El plantel que dirige Marcelo Gallardo, después de un día de descanso, inició la semana con trabajos de fuerza en el gimnasio, actividades de capacidad aeróbica y ejercicios técnico-tácticos con definición.

River Plate encara la preparación para retener el título que ganó el año pasado, ante Boca Juniors en Madrid, frente a Flamengo, un rival que acumula 25 partidos sin derrotas y que quedó a un paso de obtener el campeonato brasileño.

El club de Núñez viajará el próximo miércoles a la capital peruana, se entrenará el jueves y viernes en el estadio de Alianza Lima y el sábado disputará la gran final en el estadio Monumental de Universitario.

River volverá mañana al trabajo a partir de las 9.00, en el predio River Camp de Ezeiza, a puertas cerradas.