Policías y soldados reprimieron anoche a tiros una marcha de partidarios del ex presidente, lo que provocó que tres manifestantes murieran.

Tres manifestantes murieron en Bolivia por las heridas sufridas cuando policías y soldados reprimieron anoche a tiros una marcha de partidarios del ex presidente Evo Morales en Cochabamba, en el centro del país, informaron hoy autoridades, con lo que sube a ocho la cifra de víctimas en esa protesta.

El representante en Cochabamba de la Defensoría del Pueblo de Bolivia, Nelson Cox, dijo además a CNN en Español que otras 125 personas resultaron heridas y 110 manifestantes más fueron detenidos, en la que fue la jornada más violenta desde la renuncia y salida del país de Morales.

La policía dijo que los manifestantes llevaban armas de fuego y objetos contundentes y que arrojaron bombas molotov a soldados y policías durante los enfrentamientos, y agregó que hubo varios heridos entre las fuerzas de seguridad.

La violencia se inició sobre un puente que une el municipio de Sacaba con Cochabamba y luego de que un grupo de 400 productores cocaleros intentaran llegar al centro de Cochabamba.

Militares y policías locales les impidieron el paso y trataron de convencerlos de que no avanzaran, pero las negociaciones colapsaron rápidamente y comenzaron los disturbios, informó CNN en Español.