En la sesión ordinaria de esta semana, la Cámara sancionó la Declaración N°2405 manifestando la preocupación por las obras inconclusas de los 30 jardines de infantes que comenzaron a construirse en la provincia de Neuquén como parte del plan nacional "3000 Jardines".

El miembro informante e impulsor del proyecto fue el diputado radical Alejandro Vidal, quien aseguró: "Lo que quiero es que esto se solucione desde lo contractual, rescindiendo, haciendo efectivos los seguros que debe haber en caso de incumplimiento, como en cualquier contrato de obra pública". Además, el legislador le pidió al Gobierno provincial que "intervenga fuertemente": "Después haremos juntos el reclamo para que Nación reponga si hace falta lo que gaste la provincia, pero no detengamos la construcción de estos jardines que son muy importantes para que se cumpla una ley, que es la de obligatoriedad de la enseñanza a partir de los 4 años".

El 11 de mayo de 2016 el Presidente anunció el “Plan Nacional Tres Mil Jardines”, para dotar de infraestructura escolar inicial a todo el país. A lo largo de la Provincia se proyectaron treinta edificios nuevos, con un plazo de ejecución que debía ser de 150 días, ya que la intención era contar con estos nuevos establecimientos para el inicio del ciclo lectivo 2017. Estos jardines permitirían incorporar a más de 7000 infantes al sistema educativo, dando respuesta a la imperiosa necesidad de cobertura que actualmente tenemos. Sin embargo, a más de un año de su adjudicación y con dos ciclos lectivos perdidos, las obras sólo se encuentran a la mitad.

"Somos representantes de los casi ocho mil niños neuquinos que hoy son rehenes", dijo al respecto Vidal. Y agregó: "Quiero pedirle al Gobierno nacional y provincial que lleguen a un acuerdo y, si es necesario, se cancelen los contratos, se ejecuten las garantías de obra y se vuelva a licitar. La educación de nuestros chicos no puede esperar".