Personal policial de la Comisaría Tercera, demoró en la madrugada ayer a un automovilista, que en estado de ebriedad embistió y abandonó a un transeúnte.

La imagen puede contener: noche

El hecho tuvo lugar minutos antes de las 4 de la mañana, cuando el conductor de un Fiat Palio, atropelló a un hombre que intentaba cruzar la calle, en la esquina de Roca y Peñaloza. Sin detener la marcha para asistir al hombre accidentado, el automovilista emprendió fuga, situación que fue observada por efectivos de la Comisaría Tercera, mientras realizaban un patrullaje preventivo en el sector.
Inmediatamente los efectivos prestaron los primero auxilios a la víctima y tras acreditar que estaba consciente, salieron en procura del automovilista. Luego de varios metros, a lo largo de los cuales el personal policial le ordenó en reiteradas ocasiones al conductor de tener la marcha, lograron interceptarlo en la intersección de las calles Cherestía y Avenida del Trabajador.
Los uniformados, aprehendieron al hombre de 32 años de edad y luego con la intervención de personal policial de la Dirección Tránsito, le realizaron el correspondiente test de alcoholemia, que permitió determinar que manejaba con 1,32 gramos por litro de alcohol en sangre.
En cuanto a la víctima, un joven de 26 años de edad, sufrió fractura de tibia y peroné producto de la colisión, por lo que fue trasladado en ambulancia al Hospital Regional, donde recibió asistencia médica.