La Organización de Estados Americanos (OEA) recomendó hoy que "en virtud de la gravedad de las denuncias" de fraude por parte de la oposición, la primera ronda de las elecciones en Bolivia celebrada el 20 de octubre pasado "debe ser anulada y el proceso electoral debe comenzar nuevamente". Luego de conocerse el resultado del informe, el presidente Evo Morales aceptó la recomendación y llamó a repetir el proceso electoral.

“He decidido renovar la totalidad de los vocales del Tribunal Supremo Electoral y convocar a nuevas elecciones generales”, anunció Morales en una conferencia de prensa.

“Hermanos y hermanas de la prensa, al pueblo de Bolivia, después de esta decisión que tomamos, quiero pedir bajar toda la tensión. Todos y todas tenemos la obligación de pacificar a Bolivia. Hago una convocatoria: respeto entre familia, respeto a las propiedad privada, respeto a autoridades, respeto a todos los sectores sociales. Todo lo que tenemos en Bolivia es el patrimonio boliviano y entre bolivianos no podemos estar enfrentados para hacer daño”, expresó.

En un informe, añadió que el comicio debe llevarse a cabo "tan pronto existan nuevas condiciones que den nuevas garantías para su celebración, entre ellas una nueva composición del órgano electoral"