La imagen puede contener: una personaPor: Pipo Rossi

El 1 de Noviembre de 1894, Don Nicolás II Románov se convirtió en el Zar del Imperio Ruso, después de la muerte de su padre Don Alejandro II.

“El Estado Absolutista y casi feudal ruso comenzó a ser cada vez más cuestionado durante su gobierno, y las condiciones de los campesinos y obreros empeoraron cada vez más”. Además, “Rusia seguía estancada en relación al resto de Europa, mientras Alemania, Gran Bretaña o Francia poseían enormes industrias”. Así, el atraso social ruso se fue agudizando pero “la mano dura de Don Nicolás II, en sus primeros años, le permitieron mantener la calma en las grandes ciudades”.

Paralelamente, llevó al Imperio a dos conflictos armados: la Guerra contra Japón, en 1904, donde fue derrotado militar y diplomáticamente por un naciente Japón, y la Primera Guerra Mundial donde, luego de varias derrotas, Rusia fue humillada por el Segundo Imperio Alemán.

También, por las condiciones sociales pésimas de los sectores bajos y el poco interés por revertir aquella situación, sufrió dos revoluciones internas: la de 1905, con el levantamiento de la Armada y sectores obreros, aunque fue controlada después de una salvaje represión, pero que forzó al Zar a crear la Duma (Parlamento ruso) para intentar dar representatividad a ciertos sectores aunque en la práctica su peso fue nulo. Sin embargo, la más conocida de las revoluciones fue la de 1917, que lo sacó del poder, con un levantamiento masivo de trabajadores del ferrocarril, de las pequeñas industrias y de los artesanos de las ciudades que reclamaban el pan y condiciones dignas de vida.

“El Zar abdicó producto de las presiones y el escaso apoyo del ejército que se inclinó a reformas sustanciales”.

La revolución de los sectores urbanos, que derrocó a Nicolás II en Marzo, no debe confundirse con la revolución de Noviembre, que fue encabezada por los bolcheviques e instauró la primera República Socialista del mundo.

Finalmente, en Julio de 1918, Don Nicolás II y su familia fueron fusilados, agudizándose la guerra civil.