El golfista estadounidense, ganador de 15 majors en su carrera, aseguró que los JJOO de 2020 son "un gran objetivo".

El golf regresó a los Juegos Olímpicos en 2016, luego de una ausencia de 112 años, pero Tiger Woods, dominador de ese deporte en la primera década del Siglo XXI, se lo perdió debido a una lesión. Ahora, con Tokio 2020 en el horizonte, el estadounidense no quiere dejar pasar la chance de participar: "Son un gran objetivo", aseguró a Reuters.

Woods, ganador de 15 majors (segundo en la historia, detrás de Jack Nicklaus, que tiene 18), recordó que estuvo entre el público en los JJOO de Los Ángeles 1984. Además, explicó su voluntad de estar en Tokio: "No me veo teniendo muchas más oportunidades que la del próximo año. Dentro de cuatro años, en los próximos Juegos Olímpicos, tendré 48 años. Ser uno de los mejores a esa edad va a ser difícil".

Luego de haber ganado el Masters de principios de este año para finalizar una espera de 11 años para su 15º Major, Tiger dijo estar encantado de volver a la cima del deporte después de que las lesiones causaron cuatro cirugías de espalda entre 2014 y 2017. "Definitivamente no lo habría previsto en ese momento, antes de la cirugía, así que estoy emocionado y extasiado de poder volver a participar en el golf a este nivel. Extrañaba competir contra estos muchachos".