Colón de Santa Fe venció por penales 4 a 3 a Atlético Tucumán luego de empatar 1 a 1 por los octavos de final de la Copa Argentina y avanzó en el torneo.

El arquero uruguayo Leonardo Burián se convirtió en figura al atajar el último penal de la tanda y darle la victoria al 'Sabalero', tras los goles de Damián Schmidt (C) y Javier Toledo (AT) en los 90 minutos.

Ortega, Celis, Bernardi y Esparza marcaron, aunque Díaz no pudo para Colón, mientras que Toledo, Heredia (ex Colón) y Gissi convirtieron y Acosta erró para Atlético Tucumán, antes de llegar al último penal.

El delantero Leandro Díaz se perfiló y trató de esquinar su disparo, pero Burián se estiró lo más que pudo hacia su palo derecho y despejó el tiro que tras rebotar posteriormente en el poste le dio el pase al equipo santafesino.

El encuentro comenzó parejo, dividiéndose el tiempo con la pelota pero con poco juego. Atlético, con un poco más, tuvo las primeras chances claras de abrir el marcador, y cerca de la media hora ya se mostraba como claro dominador del juego.

Con un juego simple, con espacios e intentando por las bandas, Atlético Tucumán arrinconó a Colón en su campo, que apostó al pelotazo a pesar de los intentos de Fritzler por ordenar el equipo, pero ambos se fueron al descanso sin goles.

Tras la charla en el entretiempo, el 'Sabalero' salió a buscar la victoria, contagió a su gente y antes de los 2 minutos Cristian Bernardi tuvo la primera jugada de peligro, bien atajada por Sánchez, que un minuto más tarde no pudo hacer nada para evitar el gol.