El entrenador de Boca cuestionó a sus futbolistas durante el entrenamiento por haber dejado "pasar la oportunidad de seguir avanzando en la Copa Argentina", tras la derrota ante Almagro, y los conminó a que "no puede repetirse".

La eliminación de Boca, en un partido idílico para el debutante italiano Daniele De Rossi (convirtió el gol), sacudió internamente la vida del plantel, cuerpo técnico y dirigentes.

Con un monólogo de media hora, Alfaro fue contundente, ya que además de dejar en claro que hubo muchas cuestiones que no pueden reiterarse, puso ahínco en resaltar lo importante que se viene por jugar en los próximos días.

De hecho, para el partido con los marplatenses volverá a jugar De Rossi como titular, pero el italiano no está previsto que juegue el miércoles próximo en la altura de Quito ante Liga Deportiva Universitaria, ya que su lugar en la mitad de la cancha lo volverá a ocupar Iván Marcone, aunque su actuación de ayer hace dudar al técnico.

Si bien todavía no hay datos concretos respecto de cómo alineará Boca frente a Aldosivi, lo que sí se sabe es que Alfaro recurrirá a un equipo alternativo pensando justamente en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores en Ecuador.

Después del entrenamiento el plantel de Boca concurrió a la presentación de la serie biográfica de Carlos Tevez llamada "Apache". "Esta presentación estaba prevista de antemano y que todo el plantel haya venido es una demostración de lo unido que está el grupo, porque no es fácil poner la cara el día después", indicó Tevez.

La delegación boquense viajará el próximo lunes por la tarde rumbo a Quito, para pernoctar en los 2.850 metros de altura de la capital ecuatoriana tanto ese día como al siguiente (el encuentro es el miércoles), cambiando la logística respecto de lo que se hace habitualmente en esas circunstancias, cuando los equipos se hospedan inicialmente en Guayaquil y suben al lugar del partido en la mañana del mismo.