La clasificación de su equipo a cuartos de final de la Champions de Asia le garantiza una plaza en el torneo que se disputará en diciembre en Doha.

Xavi Hernández debutó en el banco del Al Sadd con alegría doble, logró la clasificación a cuartos de final de la Champions de Asia y además se aseguró su lugar en el Mundial de Clubes que se jugará en diciembre.

Esto se debe a que el equipo que dirige el ex Barcelona, campeón de la Liga local, es el único conjunto de Qatar, que por ser el anfitrión de la edición 2019 tiene un cupo asegurado, que sigue en la competencia continental, entonces se queda con la plaza del equipo local en la cita mundial.

El torneo se jugará del 11 al 21 de diciembre y además del representante local ya tiene otros cuatro clasificados: Liverpool (UEFA), Monterrey (Concacaf), Esperanza de Túnez (África) y Hienghène Sport de Nueva Caledonia (Oceanía). Solo resta definir los representantes de Asia y Sudamérica.

El equipo de Xavi se enfrentaría al campeón de Oceanía en primera ronda, aunque si es el campeón de la Champions de Asia entraría directamente en segunda ronda y su plaza ante el Hienghène Sport sería para el finalista de la Champions.