Se incorporaron equipos para el tratamiento de pacientes con bronquiolitis. Con este sistema se logra evitar derivar pacientes a cuidados intermedios o intensivos. El equipamiento es el único que existe en los hospitales de la Patagonia.

La imagen puede contener: una o varias personas e interior

Las Infecciones Respiratorias Aguadas Bajas (IRAB) constituyen un importante problema de salud, y es la primera causa de consultas en urgencias y el principal motivo de hospitalización en el Servicio de Pediatría, en cuidados intermedios y en la terapia intensiva.

Otto Maliarchuk, jefe del servicio de Urgencias y Emergencias Pediátricas del hospital, explicó que “en los meses de invierno se incrementa el número de pacientes con esta patología y cada año ingresan al hospital desde urgencias unos 400 a 600 niños menores de dos años con las IRAB virales”.

En esta época del año se incrementa la demanda asistencial de las IRAB, y se “requiere planificación y organización con el objetivo de evitar el colapso del servicio de urgencias, que debe hacer frente al resto de otras patologías no respiratorias durante los meses de invierno como intoxicados con monóxido de carbono, quemaduras, politraumas y la reagudización de enfermedades crónicas” dijo el jefe de guardia.

Este mes se incorporó tecnología para el Servicio de Pediatría. Se trata de equipos AIRVO2 para utilizar en pacientes con Insuficiencia Respiratoria Aguda (IRA); y permite implementar una técnica denominado Cánula Nasal de Alto Flujo (CNAFO) con oxigenoterapia controlada. Con este sistema se logra evitar, en muchos casos, derivar pacientes a cuidados intermedios o intensivos. El personal del servicio fue capacitado para su uso.

En relación a la incorporación, Maliarchuk, explicó “lo utilizamos en los casos de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas en las urgencias pediátricas, se le provee al paciente de aire caliente y húmedo” y agregó que “el equipamiento es sencillo de usar, tiene un bajo costo y es efectivo en el tratamiento de pacientes con bronquiolitis y aplicado en forma temprana mejora la evolución de los niños que ingresan al servicio de urgencias, el objetivo fundamental de esta terapia, es evitar el ingreso de los pacientes a Cuidados Intermedios o Cuidados Intensivos”.

“La incorporación temprana de la técnica CNAFO mediante el equipamiento AIRVO2 en la bronquiolitis moderada a grave, está modificando el tratamiento de los pacientes en la guardia de emergencias”, dijo el pediatra emergentólogo y agregó que “el uso de la técnica CNAFO ha demostrado la mejoría clínica de los pacientes, su principal mecanismo de acción es el aumento en la fracción inspirada de oxígeno y la generación de presión positiva sobre la vía aérea”.

El jefe del servicio de Urgencias y Emergencias Pediátricas del Hospital Castro Rendón comentó que “en la guardia contamos con tres equipos AIRVO2 con innovación tecnológica de Fisher y Paykel, son únicos en urgencias pediátricas en la Patagonia” y recordó que “antes de utilizar estos equipos, usábamos solo máscaras de oxígeno y cánulas de bajo flujo, y no conseguíamos buenos resultados en las insuficiencias respiratorias”.

Para incorporar la técnica CNAFO y la utilización del equipamiento AIRVO2, se diseñó un protocolo de implementación y actuación capacitando al personal del hospital (Pediatras, Residentes y profesionales en Enfermería). Este reciente recurso ya se ha implementado en diversos Servicios de Urgencias en hospitales en el resto del país como Córdoba, CABA y La Plata.