Este trabajo comenzó en 2016 y se realiza de manera conjunta con la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU).

La imagen puede contener: cielo, casa y exterior

La construcción de viviendas en el complejo destinado a las personas trans se encuentra en su última etapa, y se estima que las unidades habitacionales podrán ser entregadas a fines de septiembre.

Se trata de una de las iniciativas en el marco de atención a la extrema vulnerabilidad de las personas transexuales, llevada adelante por la hermana Mónica Astorga, quien hace años realiza una importante labor social.

Astorga y el director de Buenas Prácticas de la subsecretaría de Derechos Humanos del ministerio de Ciudadanía, Héctor Sánchez, recorrieron las obras del barrio Confluencia de la ciudad de Neuquén.

Este trabajo comenzó en 2016 y se realiza de manera conjunta con la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU).

Astorga aprovechó la oportunidad para reiterar su apoyo a las mujeres transexuales en situación de exclusión y aseguró que “los obstáculos fueron muy grandes porque había gente que se oponía. Ellas me pedían tener una casa digna y se está concretando”.

Por su parte, Sánchez recordó que en el país no hay un dispositivo específico similar para la población trans; y adelantó que “a fines de septiembre ya podrían ser entregadas las viviendas”.

La construcción de estas viviendas es “sustentable y novedosa”, tal como señaló la subsecretaria de Derechos Humanos, Alicia Comelli, quien también reiteró que es parte de su trabajo “atender a los sectores más vulnerables”.