Según informó la Dirección General de Estadística y Censos porteña, en otro orden de factores, una familia tipo necesitó $15.043 en junio para solventar la canasta alimentaria.

El costo de la canasta básica alimentaria, que define la línea de indigencia, ascendió en junio a $15.043 para una familia tipo (compuesta por una mujer y un varón de 35 años, ambos económicamente activos y propietarios de la vivienda, con dos hijos varones de 9 y 6 años), es decir, $ 330 más que en mayo, informó la Dirección General de Estadística y Censos porteña.

A su vez, la canasta básica total (indicador de la línea de pobreza, ya que además de alimentos incluye otros productos y servicios), pasó a costar el mes pasado $ 30.914, es decir, $ 768 más que en mayo, para el mismo grupo familiar.

En los últimos doce meses el precio de la canasta alimentaria saltó un 57,4%, mientras la canasta total se encareció un 56,6%, precisó el organismo de estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires.