En la ciudad y la provincia de Buenos Aires sindicalistas y empleadores acordaron un salario básico de 41 mil pesos, a partir de junio, y una suma fija no remunerativa de 11 mil pesos, que se abonara en tres tramos.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) decidió hoy una huelga nacional a partir del primer minuto de mañana y durante toda la jornada, luego del fracaso de las negociaciones paritarias con la cámara empresaria en la Secretaría de Trabajo.

Sin embargo, la protesta nacional no afectará los servicios de transporte público de pasajeros de corta y media distancia en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, ya que sindicalistas y empleadores convinieron hoy un salario básico de 41.000 pesos, retroactivo a junio último, y una suma fija no remunerativa de 11.000 pesos en tres tramos.

El ministerio de Trabajo informó en un comunicado que "hoy se desarrolló una audiencia entre los representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Federación Argentina de Transportes por Automotor de Pasajeros (FATAP)".

"No se hicieron presentes los representantes de las jurisdicciones provinciales, a excepción de los funcionarios de transporte de la Provincia de Buenos Aires, donde se alcanzó un acuerdo para la paritaria de este año a partir de su participación", expresó el parte.

En ese sentido, reportó que "el resto de las provincias no participó y no se logró llegar a un acuerdo. Ante esto y el vencimiento de la Conciliación Obligatoria, el gremio resolvió realizar en el día de mañana un paro de actividades en las ciudades del interior del país".