Los gremios aeronáuticos realizaron “asambleas informativas” en los lugares de trabajo, mientras que los empleados del sector de rampa y administrativo trabajan "a reglamento”.

Al menos 40 vuelos fueron cancelados y unos 30 registran demoras de hasta dos horas, en algunos casos, como consecuencia de las medidas de fuerza que llevaron adelante gremios aeronáuticos, consistentes en la realización de “asambleas informativas” en los lugares de trabajo, que se extendieron entre las 5 y las 10, a lo que se sumó el “trabajo a reglamento” de los empleados del sector de rampa y administrativo.

Las medidas se iniciaron esta mañana, a las 5, con las asambleas de los trabajadores nucleados en la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), que en un comunicado señaló que “a más de tres años del lanzamiento de la “Revolución de los Aviones”, las empresas nacionales y sus trabajadores enfrentamos una realidad muy distinta a la que intentan promocionar”, alegando que esta situación “está destruyendo a la industria aerocomercial argentina”, y que “hoy todas las compañías nacionales (estatales o privadas) tienen sus balances en rojo”.

A partir de las 05 horas del día de la fecha se da inicio a Asambleas en Lugar de Trabajo en Aeroparque y en Ezeiza para informar a los pilotos de todos los sectores sobre el escenario que enfrentamos y los pasos a seguir en defensa de nuestras fuentes de trabajo. #somosapla pic.twitter.com/o1a2zQIrpq
— APLA (@aplapilotos) 5 de julio de 2019

Una vez finalizadas las asambleas de los pilotos y cuando éstos retornaban a sus tareas habituales, iniciaron asambleas los empleados que conforman la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) desde las 8 y que se extendieron hasta las 10.

A partir de ese momento todos los empleados comenzaron a normalizar su actividad, pero esa normalización demorará en trasladarse a los vuelos, ya que, según informaron a Télam fuentes aeronáuticas, restablecer las operaciones llevará muchas horas, ya que hay tripulaciones que vencieron su tiempo reglamentario y deben se reemplazadas por otras, y ademas los servicios que no se prestaron repercuten como "efecto dominó" en el resto de la jornada.

Solamente Aerolíneas Argentinas canceló más de 30 vuelos y reprogramó otros 40, con más de 5.000 pasajeros afectados, mientras que la afectación de la medida también abarcó a los servicios de Latam y Andes, mientras que Norwegian cumplió con su cronograma habitual, en tanto que en el aeropuerto de El Palomar operaron con normalidad Flybondi y JetSmart.