El Gobierno resolvió diferir un 22% del pago de las facturas del servicio de gas a usuarios residenciales y financiarlo hasta en cinco cuotas a partir de diciembre próximo, a través de la resolución 336/2019 de la Secretaría de Energía, publicada hoy en el Boletín Oficial.

La normativa precisó que la medida se tomó para "otorgar una mayor homogeneidad en las erogaciones de los usuarios de tipo residencial, que amortigüen el impacto en las economías familiares de los mayores consumos invernales". No obstante, se inscribe en pleno proceso electoral.

Además remarcó que "la medida propuesta se aplicará con carácter excepcional, en las facturas emitidas a usuarios residenciales a partir del 1 de julio y hasta el 31 de octubre de 2019, e implicará un diferimiento de pago del 22%".
Asimismo indicó que este beneficio "no alcanzará a los usuarios con consumo 0 en el referido período de facturación".

Destacó que los montos objeto del diferimiento se recuperarán a partir de las facturas regulares emitidas desde el 1 de diciembre de 2019 y por cinco períodos mensuales, iguales y consecutivos.

Subrayó que el costo financiero de este diferimiento, computado entre las fechas de vencimiento de pago original de las facturas y las de vencimiento de las facturas en las que se incluya cada cuota de recupero, será asumido por el Estado Nacional en carácter de subsidio.