El alza comenzó luego de que el ejército iraní informara el derribo de un avión no tripulado de los Estados Unidos en la zona del Golfo Pérsico y se profundizó tras las críticas del presidente Donald Trump a Irán. La suba podría tener repercusión en los precios de las naftas en Argentina que ya tienen un incremento gatillado. 

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró con una fuerte suba de 5,4% y quedó en US$ 56,65 el barril; el Brent subió 4,4% hasta US$ 64,50 en el mercado de futuros de Londres,como consecuencia del aumento de la tensión militar entre los Estados Unidos e Irán en la zona del Golfo Pérsico.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en julio avanzaron US$ 2,89 con respecto a la sesión previa.

En tanto, el barril del crudo europeo llegó a cotizar a US$ 64,79 en el International Exchange Futures, 4,87% más que en el cierre del miércoles, si bien después moderaba su ascenso y cerró a US$ 64,50 (+4,40%). El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó así con un incremento de US$ 2,72 respecto a la última negociación, cuando cerró en US$ 61,78.

"El lenguaje de Trump ha impulsado el precio del crudo, dado que los inversores temen que el nivel de oferta en Oriente Medio puede quedar reducido si Estados Unidos adopta una postura más dura en Irán", afirmó el analista de CMC Markets David Madden.