La imagen puede contener: una persona, sonriendo, textoPor: Pipo Rossi

El Señor Don Jorge Luis Borges nació, en la ciudad de Buenos Aires, el 24 de Agosto de 1899. Más tarde, durante la década del veinte, fundó la revista “Prisma y Proa” y, en 1923, apareció su primer libro de poesías “Fervor de Buenos Aires”.

Luego, en 1935, se publicaron muchas de sus colaboraciones en el diario “Crítica”, con el título de “Historia Universal de la Infamia”.
Posteriormente, en 1944, publicó “Ficciones”, una colección de cuentos fantásticos, a menudo filosóficos y de humor negro, “que se convirtió en un desafío a la moda del realismo literario, así como a todas las nociones convencionales de la trama y la caracterización”. Además, recibió el “Gran Premio de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE)” y, junto al Señor Don Adolfo Bioy Casares, dirigió la colección “El séptimo círculo”.

En 1946, a causa de haber firmado manifiestos antiperonistas, se lo apartó de su puesto de Bibliotecario Municipal y se lo nombró “Inspector de aves y huevos” en los mercados. Así, ese mismo año, renunció al cargo público, “de cuyo pequeño sueldo vivía”, para ganarse la vida como conferenciante.

Tres años después, en 1949, apareció “El Aleph” y, en 1950, fue elegido “Presidente de la SADE”.

Desde 1955, tras el Golpe Cívico-Militar que derrocó al General Don Juan Domingo Perón, el Señor Don Borges dirigió la Biblioteca Nacional. Más tarde, recibió el “Premio Nacional de Literatura” y aparecieron las primeras manifestaciones de su ceguera. En “Elogio a la sombra”, el Señor Don Borges brindó su definición: “Esta penumbra es lenta y no duele”.

En los años sesenta, se dedicó al estudio de las antiguas lenguas germánicas y sajonas y vivió en Europa. Para entonces, su candidatura al Premio Nobel de Literatura comenzó a ser tenida en cuenta. Sin embargo, a pesar que su nombre sonó muchas veces, ésta distinción nunca llegó.

En la década siguiente, publicó “El informe de Brodie” y fue nombrado miembro “Honoris Causa” de varias universidades estadounidenses, haciéndose su imagen popular a través de los medios de comunicación.

Posteriormente, en 1976, junto a otros intelectuales, se entrevistó con el Dictador Argentino, Teniente General Jorge Rafael Videla, expresando luego que: “Protesté contra los arrestos clandestinos. Como hombre, no como político”.

Tres años después, en 1979, recibió el “Premio Cervantes”, junto al Señor Don Gerardo Diego, y, en los ochenta, grabó, con el crítico Señor Don Jorge B. Rivera, el casete “Borges Oral”.

El Señor Don Borges falleció, en Ginebra (Suiza), el 14 de Junio de 1986. Para entonces, “había sido reconocido como uno de los mejores escritores del siglo XX, recibiendo la Literatura Latinoamericana su influencia, basada en mezcla de erudición, precisión lingüística y mucha magia”.