El plan provincial consta de lineamientos establecidos por la Norma IRAM-ISO 22319-Guía para planificar la participación de voluntarios espontáneos en situaciones de emergencia.

La imagen puede contener: una o varias personas

La subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana expuso en Santiago de Chile su plan provincial de voluntarios espontáneos. Fue durante la reunión anual de la comisión internacional en gestión del riesgo de desastres, que se realizó en la capital trasandina.

Del encuentro participaron representantes de gobiernos locales del Reino Unido, Islandia, Argentina, Chile, Ecuador y de la Universidad de Manchester, los que expusieron sobre las diversas maneras en que se está incorporando la gestión de voluntarios durante emergencias y desastres en diferentes ciudades del mundo.

Esta actividad, denominada “revisión por partes”, consistió en la realización de una serie de reuniones donde diversas organizaciones de la sociedad civil, gobierno de Chile, subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana y referentes de gestión de riesgo realizaron aportes a la guía elaborada en Chile, que se encuentra en proceso de adopción por parte de los gobiernos locales.

El director general de Defensa Civil, Emilio Arias, destacó “la calidad e innovación del trabajo realizado respecto a los procedimientos operativos y tecnológicos con enfoques de accesibilidad, discapacidad e inclusión del plan provincial neuquino de voluntarios espontáneos”.

Agregó que “a través del trabajo mancomunado con la Universidad de Manchester, se logró traducir al inglés para poder difundirlo entre otros países que están trabajando sobre la temática”.

El plan provincial consta de lineamientos establecidos por la Norma IRAM-ISO 22319 – Guía para planificar la participación de voluntarios espontáneos en situaciones de emergencia. Este trabajo ya fue presentado en Ginebra en 2018, en el marco de la Cumbre Mundial de Objetivos de Desarrollo Sostenible.

A su vez, el 22 de marzo de 2019 se presentó el plan en IRAM Argentina y luego se expuso como modelo a adoptar por las provincias en la reunión del Consejo Federal del Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (Sinagir), por pedido de la secretaría de Seguridad de la Nación.