El técnico de Tottenham se quejó porque Florentino Pérez, mandamás del conjunto español, no cederá la concentración para la final de la Champions League. "Vamos a entrenar en Valdebebas, pero pedimos dormir ahí y no quiso", afirmó.

Mauricio Pochettino, entrenador de Tottenham, se quejó porque Florentino Pérez, presidente de Real Madrid, decidió no cederle al club inglés la concentración para la previa de la final del 1° de junio en el Wanda Metropolitano ante Liverpool.

"Vamos a entrenar en Valdebebas, pero pedimos dormir ahí y él no quiso", afirmó el técnico argentino en diálogo con COPE, sin ocultar su disgusto por no poder descansar en el mismo predio, definido como "la mejor ciudad deportiva del mundo".

Entre otras comodidades, el lugar en las afueras de Madrid cuenta con "pileta cubierta, sala de juegos, cine y 57 habitaciones individuales en sus más de 7.800 metros cuadrados", según el sitio oficial. Las canchas se las prestan, pero Tottenham tendrá que buscar un hotel.