Por: Mg Pipo Rossi

El Señor Don Sandro Botticelli nació el 1 de Marzo de 1445, con el nombre de "Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi". Luego, creció en un barrio de trabajadores en el arrabal de Solferino y su hermano mayor, Giovanni, lo llevó a vivir con él y lo educó. El apodo de su hermano, "Botticello" (bebedor), provocó que cuando los veían juntos los llamaran "Botticello y Botticelli".

Mientras aprendía el oficio de orfebre, fue aceptado en el taller del pintor Fray Don Filippo Lippi, "de quien aprendió a dar la delicadeza expresiva de los rostros". Además, frecuentó el taller de Andrea del Verrocchio, donde trabajó al lado del Señor Don Leonardo da Vinci. Así, de esta época fue la primera serie de "madonas".

Posteriormente, en 1470, abrió su propio taller ya con un estilo definido. Por ello, "el esfumado de contornos y la casi eliminación de contraste de luz eran sus marcas".

Cinco años después, en 1475, pintó "Adoración de los magos" que llamó la atención de los Médicis que de inmediato "contrataron sus servicios que le redundó en una buena posición económica y protección política". También, transitó por el Neoplatonismo, "una fusión de temas cristianos y paganos".

En 1481 el Papa Don Sixto IV "lo convocó junto a otros artistas florentinos para pintar los frescos de la capilla Sixtina". Todos tuvieron que aceptar una serie de convenciones, escalas y gamas cromáticas para que la obra se apreciara como un "Todo". El Señor Don Botticelli fue el responsable de "Castigo de Core, Datan y Abiram", "Hechos de la vida de Moisés" y "La tentación de Cristo".

Luego, "poco a poco comenzó a desaparecer de los círculos sociales, nunca se casó, por lo que vivía en soledad, se volvió algo ermitaño y su situación económica fue deteriorándose". Pese a haber realizado más de 100 obras magníficas como "Adoración de los reyes", "La primavera" y "El nacimiento de Venus", falleció, pobre y olvidado, el 17 de Mayo de 1510. Su cuerpo descansa en la Iglesia de Ognissanti (Florencia, Italia).