Identificaron compuestos de la planta Gardenia que podrían ser la base de un medicamento para tratar trastornos dérmicos sin los efectos adversos que producen las alternativas actuales.

La imagen puede contener: una o varias personas

Científicos de Córdoba identificaron compuestos de la planta Gardenia que podrían ser la base de un medicamento para tratar trastornos de la piel sin los efectos adversos que producen las alternativas actuales.

"Nuestro trabajo demostró que un compuesto aislado de la planta Gardenia oudiepe tiene la capacidad de evitar la acumulación de melanina", explicó la directora del estudio, María Gabriela Ortega, investigadora del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (IMBIV), según consignó la Agencia CyTA-Leloir.

Los compuestos se encuentran en Nueva Caledonia, una colonia francesa del Pacífico.

El aumento de melanina -responsable de la pigmentación de nuestra piel, ojos y cabello, y nos protege de los efectos perjudiciales de los rayos UV- produce enfermedades que causan hiperpigmentación u oscurecimiento de un área de la piel.