El adolescente que recibió el disparo de arma de fuego estaba en el departamento familiar ubicado en el bloque C3, cuando recibió el disparo en el pecho. Fuentes médicas indicaron que la bala ingresó a unos 6 centímetros sobre la tetilla derecha del adolescente.

La imagen puede contener: coche y exterior

De acuerdo a los datos brindados por allegados a la familia, la mamá y el joven se aprestaban para concurrir a la iglesia cuando comenzó el tiroteo entre dos grupos antagónicos, alrededor de las 19,50 del sábado. Como estaban por salir, la madre fue a buscar unos elementos al interior de la propiedad mientras que el joven fue a cerrar una abertura. En ese momento recibió el disparo.

El chico se habría quejado de que sentía un ardor en el pecho y cuando la madre lo revisó encontró la herida de la que manaba abundante sangre. La mujer desesperada salió al exterior del edificio, un vecino escuchó sus pedidos de socorro y lo trasladó hasta el hospital.

De este modo, se fortalece la teoría de que el chico fue alcanzado por una bala perdida tal como circuló unas horas después del suceso.