La directora nacional de Epidemología, Patricia Angeleri, confirmó que “no se trata de un caso autóctono” y destacó que “la Argentina es un país que se ha certificado 'libre de sarampión', por lo que "cada caso es investigado”.

La Secretaria de Salud de la Nación confirmó este lunes el cuarto caso de sarampión en lo que va del año en la Argentina en un rosarino de 36 años que no se contagió en esa ciudad santafesina y que tiene una buena evolución.

Y agregó: “No se trata de un caso autóctono sino que se produjo por el contacto con alguna persona en el exterior o que poseía sarampión”.

Según expresó este lunes la Secretaria de Salud en su alerta, el hombre habría tenido contacto con un turista ruso en el vuelo que realizó el 16 de marzo pasado desde Puerto Iguazú, Misiones, a Buenos Aires.