La hija de Agapito Bustos, uno de los pasajeros del Avro 748, agradeció la obra de Aldo Beroiza y señaló que "Creo que acá hay un hombre increíble, un genio, la maravillosa oportunidad de entender a alguien como tener a alguien como é, por eso que tenemos ahí… aquello y él es Aldo Beroisa… la tragedia del avión fue como una cachetada traicionera dolorosa, pero el tiempo se ha encargado de atenuar un poco el dolor que sentimos. Creo que todos los llevamos acá con orgullo, con amor, en mi caso con amor de hija”.

“Pero también nuestro corcaron es del tamaño de un puño pero asi de grande y poderoso que nos ayuda a afrontar todos los días con esperanza, con amor, a veces con un poco de angustia. Pero hoy todos los corazones que estamos aquí estamos latiendo al unísono  y aunque no nos conocemos todos nos aunamos en un solo corazón para decirles los amamos”, señaló.

Tras este acto, el municipio puso a disposición de los familiares de los fallecidos un transporte para viajar hasta la meseta de Buena Esperanza donde cayó el avión en 1976.

Durante el acto los veteranos de YPF le entregaron una medalla de los 100 años del descubrimiento del petróleo al artista Aldo Beroiza.