El Parque Nacional Lanín informa que se instaló nueva cartelería en la senda “Las Corinas”, ubicada en la cuenca Lácar, a pocos metros del ingreso a Yuco. Los carteles interpretan el ambiente y algunas de las especies emblemáticas que se pueden ver. Además, se reforzó la señalética y las marcas que guían el recorrido.

La imagen puede contener: personas de pie, montaña, cielo, exterior y naturaleza

El objetivo de la puesta en valor de este sendero fue favorecer que los visitantes vivan la experiencia de transitar por un bosque que tiene mínimas alteraciones y una interesante diversidad de flora y fauna, donde todos son importantes y cumplen un rol.

Se trata de un sendero de baja dificultad, que transita por un bosque húmedo de Nothofagus: roble pellín (Nothofagus obliqua), coihue (N. dombeyi) y raulí (N. alpina). Bajo los árboles más altos, hay renovales de esas especies y una gran variedad de arbustos y hierbas.

En la senda se destacan las lagunas Corina Grande y Corina Chica, y la vista panorámica desde el mirador ubicado a casi 900 metros de altura, donde se ve el lago Lacar y los cerros que lo rodean, junto a la península de Quechuquina, la Isla Santa teresita, la Piedra de Ruca Ñire, entre otros.

La diversidad de vegetación, aves, insectos y el buen estado de conservación del sotobosque y el ambiente de la laguna, hacen del recorrido en sí mismo un verdadero atractivo. Algunas de esas plantas y animales se encuentran únicamente en esta región, y es por ello que tienen un valor especial para la conservación.

La senda Laguna Las Corinas se encuentra ubicada en el Parque Nacional Lanín a 400 metros de la península de Yuco. Se accede por la ruta provincial Nº 48 a 25 kilómetros de San Martín de los Andes.

El recorrido es de 3 km ida; se calcula una duración de 3 horas en total (ida y vuelta). Si bien cerca del inicio hay un tramo que se hace en subida, la dificultad del resto de la senda es baja. Por ello es ideal para recorrerla en familia o en grupos no especializados en senderismo.

Permanece habilitada todo el año. Sólo se cierra en caso de fuertes vientos, nevadas o lluvias intensas.