La mayoría corresponde a productos lácteos. En poco más de un año, la dirección provincial de Defensa del Consumidor aplicó multas por casi nueve millones de pesos.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

Durante 2018 y comienzos de 2019, la dirección provincial de Protección al Consumidor exigió a supermercados, hipermercados y almacenes mayoristas el retiro de un total de 3.500 productos cuya fecha de vencimiento se encontraba cumplida para la venta al público consumidor.

Las inspecciones verificaron infracciones a la Ley Nacional N° 24.240 de Defensa del Consumidor, detectándose productos que por su estado podrían producir daño a la salud de los potenciales consumidores.

En consecuencia, se procedió al retiro de los artículos y se tuvo en cuenta si el producto corresponde a la canasta básica, si es de consumo masivo –siendo más severos con los productos de consumo infantil–, y si el comercio es reincidente.

Habitualmente, luego del retiro de los productos se redactan las actas de inspección y se inician los sumarios administrativos, a partir de los cuales se aplican las sanciones correspondientes en el marco de la mencionada ley. Las multas van desde los 90 mil a los 500 mil pesos por infracción. El total de las multas aplicadas hasta el momento alcanza un total de 8.972.000 pesos.

Desde el organismo indicaron que “resulta alarmante la existencia de productos vencidos y ofrecidos al público que se han detectado en las grandes cadenas de hipermercados: Carrefour, Cima, Cooperativa Obrera, Coto, Chango Más, Diarco, Jumbo, La Anónima, Makro, Triangulo Azul, Vital, Wal Mart y Yaguar”.

Asimismo, señalaron que “las multas que se aplican pretenden representar una sanción ejemplar y disuasiva con el fin de evitar que se repitan estas conductas por parte del proveedor”.

Recomendaron a los consumidores que, antes de comprar productos perecederos, verifiquen siempre su fecha de vencimiento y en caso de detectar irregularidades den aviso al responsable del local comercial. También aconsejaron plasmar el reclamo pertinente en el Libro de Quejas –Ley Provincial N° 2923– o alertar a Protección al Consumidor a través de las diferentes vías de contacto.

Los productos vencidos pertenecen en su mayoría a lácteos y congelados: yogures bebibles, postres, quesos, queso crema, untables, leche, dulce de leche, medallones y “patitas” de pollo; todos ellos de consumo masivo, integrantes de la canasta básica de alimentos, de primera necesidad y destinados algunos de ellos a un público infantil.

Ante cualquier consulta, las consumidoras y consumidores pueden acercarse de 8.30 a 13 a la oficina de Defensa del Consumidor, ubicada en Perito Moreno 334, primer piso, de la ciudad de Neuquén. También pueden llamar al teléfono 0800-222-2667 o por WhatsApp al 299-5958167. Además, se encuentra disponible la página web del organismo www.defensaconsumidornqn.gob.ar y la página de Facebook: Defensa del Consumidor Neuquén.