La imagen puede contener: una persona, barba y textoPor: Mg Pipo Rossi

El Señor Don Karl Heinrich Marx nació, en Tréveris (Reino de Prusia), el 5 de Mayo de 1818. Más tarde, recibió clases de su progenitor hasta 1830, cuando entró en el gimnasio jesuita de Trier, cuyo director, el Señor Hugo Wyttenbach, era amigo de su padre. Luego, cuando cumplió 18 años, fue excusado del servicio militar y cursó estudios en las universidades de Bonn, Berlín y Jena.

En 1842 se publicó un artículo suyo en la Rheinische Zeitung de Colonia, convirtiéndose, tiempo después, en Jefe de Redacción. Así, tuvo problemas con las autoridades, por las críticas que realizó sobre las condiciones sociales y políticas, siendo obligado a dejar, en 1843, su puesto en el rotativo.

Posteriormente, se trasladó a París (Francia), de donde fue expulsado, y se estableció en Bruselas (Bélgica), donde trabó una amistad, que duró toda la vida, con el Señor Don Federico Engels. “Trabajaron juntos en el análisis de los principios teóricos del comunismo y en la organización de un movimiento internacional de trabajadores dedicado a la difusión de aquéllas ideas”.

Tras la publicación del Manifiesto, en 1848, estallaron procesos revolucionarios en Francia, Alemania y el Imperio Austriaco y fue expulsado de Bélgica. Regresó a París y después a Renania.
Paralelamente, elaboró varias obras que fueron constituyendo la base doctrinal de la teoría comunista, entre ellas "El capital".

Luego, en 1864, logró fundar "Primera Internacional" que era de ideología comunista.

Las proposiciones centrales del Manifiesto, aportadas por el Señor Don Marx, constituyeron la concepción del "materialismo histórico", expresión formulada, más adelante, en la "Crítica de la economía política".

Finalmente, las teorías del Señor Don Marx sobre la sociedad, economía y política (que se conocieron como el marxismo), sostuvieron: "que todas las sociedades avanzan a través de la dialéctica de la lucha de clases". Fue muy crítico con el capitalismo, al que llamó la "dictadura de la burguesía", afirmando que "se llevaba a cabo por las acaudaladas clases dueñas de los medios de producción, para su propio beneficio". Y teorizó que, "como los anteriores sistemas socioeconómicos, inevitablemente se producirían tensiones internas, producidas por las leyes dialécticas, que lo llevarían a su reemplazo por un nuevo sistema a cargo de una nueva clase social, el proletariado". Además, "sostuvo que la sociedad, bajo el socialismo, sería regida por la clase obrera".

Tras la muerte de su esposa, el Señor Don Marx desarrolló una fuerte gripe que lo mantuvo con un mal estado de salud durante los últimos 15 meses de su vida. Con el tiempo, contrajo bronquitis y pleuresía, que lo condujeron a su muerte, en Londres (Reino Unido), el 14 de Marzo de 1883.