Don Alejo Carrasco estuvo acompañado con su familia en el homenaje que le rindió el Concejo Deliberante y el intendente José Rioseco quienes le entregaron placas que recuerdan la declaración de Vecino Distinguido de la ciudad y un vino de los viñedos de Cutral Co. "Me podría haber ido porque cuando me retiré de YPF estuve por comprar un hotel en La Pampa, pero me quedé porque mi esposa me dijo 'acá tenemos los hijos y los nietos' y cuando me jubilé dije 'tengo que ayudar a mi pueblo porque acá vive mi gente" y me quedé nomás", rememoró al hablar luego de haber recibido los presentes.

Alejo Carrasco se puso a trabajr para el la ciudad y en particular para el barrio Brentana del cual era vecino. Primero organizó una colecta para hacer la red cloacal, luego fue la terminación del Centro de Salud, más adelante el minigimnasio y la biblioteca barrial. Hoy con 87 años, se le reconoció toda esa entrega. "He criticado pero siempre con el ánimo de colaborar", dijo en otro tramo de su alocución.