Bienes presuntamente robados y nueve plantas de marihuana, fueron secuestradas, durante un procedimiento realizado por personal policial del Departamento Delitos Contra la Propiedad y Leyes Especiales. Como resultado de la investigación, fueron demorados además dos jóvenes, sindicados como los autores del hecho.

La imagen puede contener: planta, exterior y naturaleza

Todo comenzó el último domingo, cuando delincuentes forzaron el auto de una familia que permanecía estacionado sobre la calle La Quiaca y se apoderaron de un acordeón y dos guitarras eléctricas que se encontraban en el interior del habitáculo.

Inmediatamente después de ocurrido el robo, personal policial del Departamento Delitos Contra la Propiedad y Leyes Especiales inició las tareas de investigación, que en las horas posteriores permitió identificar a los presuntos autores del robo.

En base a las pruebas colectadas, los pesquisas montaron un procedimiento, que lunes por la tarde les posibilitó interceptar en la esquina de Richieri y Tronador, un Renault 9, en el que se movilizaban los sospechosos.

Los jóvenes, de 20 y 24 años de edad fueron demorados por el personal policial, que además, halló en el interior del auto dos guitarras que transportaban.

El procedimiento no finalizó allí, ya que minutos más tarde se complementó con el allanamiento en la vivienda en la que residían los malvivientes, sobre la calle Moquehue del barrio Confluencia. En el lugar, los efectivos secuestraron un bolso con una computadora portátil en su interior y, junto a personal policial del Departamento Antinarcóticos, se procedió al secuestro de 9 plantas de cannabis sativa, que fueron halladas en el patio del inmueble.

En cuanto a los demorados, fueron trasladados al edificio del Departamento Delitos Contra la Propiedad y Leyes Especiales, donde se completaron los trámites correspondientes y más tarde fueron puestos a disposición de la Justicia.