La imagen puede contener: exteriorEl gobierno de la provincia no firmó el decreto que traslada el aumento de 50% en la tarifa de electricidad que debía bajar además al EPEN y de allí a todas las cooperativas de la provincia. La especulación es que la administración Gutiérrez no quiere llegar con esa suba aplicada a las facturas al 10 de marzo, fecha de las elecciones porque eso dejaría pegada a la provincia con el macrismo.

El problema también emerge por CALF que anunció la decisión de no aplicar el incremento de 50%. CAMMESA, la mayorista de electricidad en la Argentina, intimó a CALF para que aplique la suba respaldada hasta por un fallo judicial.

Pero CALF no está sola. En EPEN esperaban la resolución del ministro de Energía de la provincia para trasladar el incremento a sus tarifas, lo que hubiera repercutido en todas las cooperativas de la provincia como Copelco o la CEEZ de Zapala.

Sin embargo, esta decisión no se produjo y, por consiguiente, no habrá este aumento para los asociados de Cutral Co, Plaza Huincul o Zapala. Pero todo indica que esto es por ahora.
La definición de no trasladar el incremento genera un costo financiero y otro económico. Como es obvio, alguien deberá afrontarlo porque sencillamente CAMMESA define los precios avalada por las audiencias públicas. Y este paso -esta vez- fue cumplido.

Ya ocurrió con la tarifa social de electricidad. El gobierno nacional decidió eliminarla y, rápido de reflejos, el gobernador Omar Gutiérrez anunció que sería mantenida con fondos provinciales. Para tener una idea de qué se trata, vale decir que solamente en Cutral Co hay 3.500 vecinos cuyas facturas tienen este beneficio.

Todo indica que será la provincia la que absorba la suba no aplicada de 50% en la tarifa de electricidad aunque, como es lógico, esto no será eterno. Dicho de otra manera, el 11 de marzo podría comenzar a trasladarse la suba a las tarifas locales.