El tribunal intermedio de apelaciones, la Cámara Federal porteña, había concedido y enviado a Casación los recursos de apelación presentados luego de la confirmación del fallo del juez federal Claudio Bonadio, el 20 de diciembre último.

La Cámara Federal de Casación Penal resolvió no habilitar la feria judicial de enero para revisar procesamientos y prisiones preventivas de la causa por los cuadernos de los sobornos, entre ellos los de la ex presidenta Cristina Kirchner y los detenidos Julio De Vido y Roberto Baratta, además de empresarios y otros ex funcionarios implicados.

Los jueces del máximo tribunal penal del país que trabajan en enero, Ana María Figueroa, Daniel Petrone y Eduardo Riggi, decidieron reenviar las apelaciones recibidas a la secretaría general de la Cámara para que, una vez terminado el receso, el próximo 1 de febrero, se remita todo a la Sala que interviene habitualmente en el caso, según la resolución a la que accedió Télam.

Se trata de la sala I de Casación integrada por Petrone, Figueroa y el juez Diego Barroeataveña, este último de licencia todo enero.