Se conoció un pronunciamiento y petitorio de la APDH a raíz del "mayor brote de hantavirus en la región, así reconocido desde el Ministerio de Salud de la Provincia de Chubut, vinculado a la localidad de Epuyén".

El escrito detalla que "la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos) como Organismo de Derechos Humanos de carácter nacional y regional y atentos a la necesidad de garantizar los derechos al más alto nivel de salud integral de las comunidades, derecho a la vida, a la paz, la no discriminación, la información oportuna y veraz, nos pronunciamos ante esta contingencia"

Luego detalla que "actualmente hay 28 casos confirmados, 10 casos fatales, y más de 100 en estado de aislamiento preventivo entre las localidades de Lago Puelo, Epuyén, El Maitén, Cholila, Esquel y Trevelin reconocidos oficialmente por el Ministerio de Salud de la provincia de Chubut".

Al respecto recuerda que "Las características extraordinarias de transmisión interhumana que presenta este brote y que actualmente compromete a todo el recurso humano, material y la capacidad operativa del sistema público de salud del área programática Esquel, y considerando a su vez la afectación de salud de individuos y familias, la salud psicosocial de las diferentes comunidades y las fuentes laborales y económicas de la región, solicitamos al Poder Ejecutivo Nacional que, a través del Ministerio de Desarrollo Social, la Secretaría de Salud Pública de la Nación, en su carácter de organismo concertador y articulador de la política sanitaria nacional, la Dirección de Manejo de Emergencias Sanitarias y Catástrofes, el Poder Ejecutivo Provincial, a través del Ministerio de Salud Provincial y el Gobierno Municipal, como responsables últimos de garantizar estos derechos, se declare la Emergencia Sanitaria en la región".

"Dicha herramienta es un mecanismo previsto para la asignación de medidas que se consideren necesarias para reorganizar los recursos humanos del área sanitaria y disponer de la partida presupuestaria extraordinaria que permita cubrir las necesidades de recursos materiales y humanos requeridos en un escenario sanitario excepcional, a los fines de asegurar los recursos científicos, técnicos y económicos. Esto implica la posibilidad de comprar insumos, equipamiento, u otros en forma directa. También designar personal en forma transitoria. La presente emergencia sanitaria deberá sostenerse hasta darse este brote por finalizado", agrega.

"Este pedido de declaración de emergencia sanitaria obedece a que las acciones llevadas a cabo por los Gobiernos Nacional y Provincial, sin duda son exiguos, por lo cual Exigimos de forma urgente:

● Mantener la provisión de insumos de bioseguridad adecuados para todo el personal de salud, trabajadorxs de la administración pública y privada que estén en atención

● Conformación de un comité sanitario de expertos en el tema del más alto nivel nacional, que se encuentren asentados en la región, como parte ejecutiva y resolutiva fundamental en el armado de protocolos necesarios para atender esta contingencia

● Conformación de equipos interinstitucionales de carácter municipal (intendencia, dirección del hospital, obras públicas, defensa civil, policía, juntas vecinales, etc) para coordinar acciones de reorganización ante esta contingencia, sin descuidar los derechos humanos básicos de las comunidades y garantizando la accesibilidad a los servicios de salud de la población no afectada por hantavirus

● Elaboración de protocolos de emergencia para evitar reuniones masivas y concentración de personas

● Acompañamiento psicológico y social para todas las personas y familias q se encuentren en aislamiento y/o atravesando procesos de duelo.

● Habilitación de una línea telefónica gratuita con personal idóneo para evacuar dudas sobre posibles contagios interhumanos

● Intensificación de campañas de información y educación masivas en lenguaje claro a fin de evitar nuevos contagios y preservar la salud psicosocial de nuestras comunidades

● Garantía de insumos, equipamiento y recursos humanos para el completo funcionamiento de los centros de salud y hospitales de la jurisdicción, teniendo en cuenta el necesario recambio de los equipos de trabajo ante el claro agotamiento físico y emocional de lxs trabajadorxs de salud.

● Asignación de presupuesto para las personas que se encuentren en aislamiento obligatorio y que no puedan concurrir a sus fuentes laborales

● Disponibilidad del recurso sanitario privado (Clínicas) en caso de verse colapsadas las instituciones de salud pública

● Regularización de la condiciones contractuales de todo el personal de salud de acuerdo a los convenios colectivos de trabajo", reclama.