De los 32 obispos que presentaron la renuncia, Jorge Bergoglio decidió remover a siete y nombrar "administradores apostólicos" en las sedes que quedaron vacantes.

El papa Francisco recibió hoy en el Vaticano a la cúpula de la Iglesia chilena, en medio de la larga crisis por los abusos de sacerdotes a menores en el país trasandino.

El pontífice se reunió este lunes con el presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Santiago Jaime Silva Retamales; el vicepresidente de la institución, René Osvaldo Rebolledo Salinas; el cardenal Ricardo Ezzati Andrello, arzobispo de Santiago; y los obispos Juan Ignacio González Errázuriz y Luis Fernando Ramos Pérez.

La reunión se dio a poco más de un mes de la cumbre extraordinaria sobre pedofilia convocada por el pontífice del 21 al 24 de febrero en Roma y a la que llamó a los presidentes de todos los episcopados del mundo.

Además, el encuentro de esta mañana, sobre el que el Vaticano prerió no hacer declaraciones, se da tras la histórica renuncia en masa de 32 obispos chilenos en mayo de 2018, jaqueados por la crisis de abusos en su país que explotó durante el viaje de Francisco en enero pasado.